Siempre tengo esas caídas emocionales,en la que no sé ni para qué nací.